Uncategorized

El tiempo del reloj

Ya hemos cambiado de mes, con ello hemos cambiado el horario de trabajo. Después de tres meses de trabajar por las mañanas, de levantarme cada día a las 5am, parece que me han dado una tregua con las horas de sueño, pero no con las horas para mi disfrute.

La verdad es que lo necesitaba, necesitaba ese cambio en el horario labora. Había llegado a tal punto en el solo empleaba las tardes en dormir, dedicarme a mis peludas y mi pareja el rato antes de cenar y de volver a acostarme. Las fuerzas me flaqueaban muchisimo.
Lo malo es que trabajar de tardes me permite muy poco para nada, todo es correr y no darme tiempo a todo lo que me gustaría. Lo odio, odio no tener el suficiente tiempo en mi reloj.
Pero bueno, afrontamos las cosas con una sonrisa en la cara, con bailes tontos, celebrando cada pequeña cosa, cada cambio positivo de la mejor manera, al máximo. Es lo que tiene ser esa loca que en cada casa existe.
Así que os digo, afrontad cada cambio con el mayor positivismo posible. Sonreid y sed felices!!!! 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s