recetas

Receta granizado de sandía

No se a vosotros, pero a mi este calor me mata y a todas horas estaría tomando cosas frías. Lo malo es que tengo que cuidar las cosas que como, no sea que luego esos “kilitos” decidan que no se van con el pequeñO.
Así que siguiendo un poco la temática de ala última receta, os propongo seguir con cositas sanas y sencillas para refrescarnos estas sofocantes tardes de verano (que aun queda muchísimo por delante).

Esta receta no pretendía ser un granizado si no, más bien la idea era un sorbete de sandía. Basándome en mi receta de sorbete de limón (que pronto os haré), quería saciar mi singular obsesión por las sandías frescas de este verano (si, no lo entiendo, supongo que muchos lo llaman “antojo”, lo que yo se es que todo el día comería sandía fresquita de la nevera). Pero claro, ya sabéis como funcionan estas cosas, cuando uno experimenta con algo nuevo, se arriesga a que no salga lo que esperaba.
Cuando pasan estas cosas, hay que intentar quedarse con lo bueno del error e intentar enmendarlo para futuras veces, o en mi caso, aprovechando lo que se pueda.

Veréis que a la mayoría de estas recetas no les añado azúcar, pero es que la fruta es una comida que para mi pocas veces necesita que se lo añadan. Pensad que a todas les podéis agregar la cantidad y el tipo de azúcar o edulcorante que os guste.

Granizado de sandía


Ingredientes

– 500gr de sandía
– 1 clara de huevo

Preparación

Pelar y trocear la sandía, si tiene pepitas mejor quitar las semillas.
Pasar la sandía por la batidora hasta que os quede totalmente triturada (como un zumo).
Montar la clara a punto de nieve.

  • Si tenéis máquina de hacer helado, mezcláis ambos ingredientes y seguí las instrucciones de la misma.
  • En caso de no tener, mezcláis los ingredientes y los colocáis en el recipiente que vayáis a usar. Guardáis la mezcla en el congelador y cada 20/30′ lo sacáis y removéis con un tenedor.
Una vez congelado del todo, cogemos trozos de helado y usando una picadora, pasaremos el hielo por ella hasta romperlo y que nos quede la textura de granizado.
Con un poco de suerte podréis comer sorbete de sandía, si os pasa como a mi y os queda más duro que las piedras, os aseguro que el granizado entra la mar de bien.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s